Normas de uso

Entrada y salida

  • Entrada a partir de las 16 horas y salida antes de las 14 horas. En caso de no interferir con otros compromisos, estos horarios pueden ampliarse sin coste adicional.
  • A su llegada los clientes conocerán la casa y las condiciones en las que se les entrega y rellenarán la hoja de registro con cuyos datos se emitirá la factura. Se abonará entonces en efectivo la totalidad de la estancia, descontado anticipos y sumando 75 € de fianza, en caso de nuevos clientes, que será devuelta a la salida, tras una supervisión conjunta del estado de la casa. Si hubiera algún daño por un uso no responsable, el cliente deberá asumir los costes de reparación, descontándose de la fianza en caso de haber sido constituida.
  • Se les darán a conocer las normas de uso de la casa y su entorno, las cuales el cliente acepta al firmar la ficha de ingreso, pudiendo dejar constancia por escrito de cualquier hecho o circunstancia que considere conveniente apuntar.
  • También se les facilitará a los clientes una forma de contactar con el responsable de la casa para cualquier incidencia, en caso de que este no esté alojado en el caserío.
  • Si los huéspedes tuvieran que abandonar la casa, por cualquier circunstancia, antes de la fecha prevista, no tendrán derecho a devolución.

Mobiliario, menaje e instalaciones

  • El uso de la casa y de todo su contenido debe hacerse de forma responsable, siguiendo las normas que dicta el sentido común y la disposición a evitar daños y consumos innecesarios.
  • La chimenea sirve de caldera para la calefacción de toda la casa. El mantenimiento del hogar es responsabilidad de los huéspedes, que deben mantenerlo cerrado. No puede hacerse ningún otro uso de la chimenea, que debe alimentarse exclusivamente con la leña que se suministra.
  • Los dormitorios cuentan con calentadores eléctricos de apoyo, que sólo deben utilizarse de forma excepcional, evitando derroches energéticos.
  • También deben guardarse pautas de ahorro con el agua. El agua caliente procede de placas solares con apoyo eléctrico en caso necesario.
  • En caso de averías o roturas se comunicarán al responsable de la casa.

Ajuar y limpieza

  • La casa se entrega limpia, las camas hechas y con un juego de dos toallas por persona.
  • Si la estancia es superior a una semana, se entregará un cambio de ropa de cama y lencería de baño.
  • La basura orgánica deben de ser depositada en la compostera, y el resto en los contenedores del pueblo, según tipo (envases, papel, vidrio…).
  • A la salida la casa debe quedar convenientemente recogida, con el menaje limpio.

Mascotas

  • Las mascotas son bienvenidas, siempre que no sean peligrosas ni causen daños o molestias.
  • No se admiten animales peligrosos o exóticos, solo perros pequeños o medianos y gatos, con un máximo de dos por casa.
  • Las tres casas cuentan con perreras en el jardín, aunque los animales podrán permanecer dentro de las casas si son educados y no se suben a camas o sofás.
  • En la finca hay ovejas y gallinas sueltas, además de una perra mastín muy sociable y dos gatos. En caso de que las mascotas de los huéspedes muestren actitudes agresivas hacia a algunos de ellos, deberán permanecer permanentemente controladas.
  • En cualquier caso, los clientes serán responsables de los daños que pudieran ocasionar sus mascotas.

Seguridad

  • Está prohibido quemar cualquier objeto que no sea leña, ni en la chimenea ni en las cocinas económicas. Deben mantenerse cerradas las puertas de ambas, con el fin de evitar riesgos.
  • El alojamiento será solamente ocupado por las personas registradas.
  • Los huéspedes son responsables de la custodia de los bienes de las casas y de los suyos propios.

Reclamaciones

  • El establecimiento tiene hojas de quejas y reclamaciones a disposición de sus clientes.